Presentación‎ > ‎

Historia

En los 50 fue la Productividad, en los 60 el Marketing, en los 70 la Financiación, en los 80 la Tecnología, en los 90 la Competitividad y a partir del 2000, la Mundialización, la Innovación Tecnológica y el Desarrollo Sostenible. 


Este marco de actuación no es, en la mayor parte de los casos, un fenómeno casual o espontáneo, sino la consecuencia necesaria de una estrategia integrada por:

  • El conocimiento, la comunicación y la formación como base esencial que permita la optimización del uso de los recursos humanos.

    La tecnología y la innovación con la aplicación de las capacidades reales y potenciales de la tecnología disponible, los métodos de acceso a nuevas tecnologías, la creación de nuevas empresas innovadoras y la aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

  • La financiación que contemple el análisis y evaluación de proyectos, la búsqueda de fuentes de financiación y ayudas públicas.

  • La estrategia como concepto único orientador de las acciones de consolidación y desarrollo, base de la viabilidad y continuidad cara al futuro.

  • La logística, que requiere la formulación de una estrategia de comercialización, compras y colaboración empresarial indispensables para competir en un mercado global.

  • La calidad, seguridad y respeto al medioambiente como condición básica indispensable para poder tener la oportunidad de competir en un mercado global.

En este marco, que afecta primordialmente a la empresa industrial, aparecen implicadas las instituciones públicas como favorecedoras del proceso, las instituciones financieras como proveedoras de recursos y los laboratorios públicos, privados o universidades como suministradores de activos tecnológicos e innovación.


Durante más de 25 años, T.Network ha estado proporcionando servicios de asesoramiento a sus clientes, adaptando sus soluciones a las tendencias de cada época.